Foto Claustre del Convent de Sant Domingo

55º Festival de Pollença
 

De la mano de su director artístico, el músico Joan Valent, se presenta esta nueva edición del Festival, incidiendo en la característica que provocó su nacimiento: la música. Música, en mayúsculas, música como elemento de celebración, música como excusa para el encuentro anual, en el Claustro de Santo Domingo, de los amantes de la cultura, del arte y de la convivencia.

La música americana del siglo XX, Gershwin y Bernstein, protagoniza el primero de nuestros conciertos. La Orquesta Sinfónica de las Islas Baleares, nuestra orquesta, conducida por un gran director español, Ángel Gil-Ordóñez —residente en los Estados Unidos, donde desarrolla un trabajo remarcable—, acompaña a uno de los más grandes pianistas internacionales, Michel Camilo. ¡Qué privilegio oír la Rhapsody in Blue de la mano de esta confluencia de artistas!

También de los Estados Unidos nos llega el Kronos Quartet. No se puede entender el esfuerzo que en muchos de los escenarios del mundo se está haciendo para reivindicar la creatividad musical contemporánea sin el trabajo de este cuarteto. Un concierto del Kronos es siempre una experiencia de descubrimiento de nuevos autores y de nuevas músicas, así como una excelente oportunidad de disfrutar de una interpretación magistral.

El siglo XX vuelve a estar presente, también, con la invitación hecha a tres jóvenes intérpretes, dos de ellos mallorquines, de acercar a nuestro claustro la música de Stockhausen. Mantra, fusión de piano y electrónica, queda a disposición del público de Pollença para que juzgue la validez de esta música y encuentre el lugar que le corresponde en el repertorio particular de cada oyente.

Mendelssohn y el Romanticismo llaman a nuestra puerta con dos propuestas de excepción. Los Solistas de la Filarmónica Checa, tradición y sentimiento centroeuropeo, acompañan al nuevo valor emergente de la interpretación de nuestro país, Judith Jáuregui, con un concierto muy poco usual en los escenarios: piano y cuerdas, armonizadas, fluyendo de una manera especial. Y Daniel Hope, gran amigo del Festival, nos trae su última plataforma de creación, la Orquesta de Cámara de Zúrich, perfección y fuerza, con Mendelssohn también, pero acompañado en el concierto por Bach, Grieg y Elgar, y de la maestría de otro conocido de Pollença, Sebastian Knauer.

Cuando la mediterraneidad se convierte en música, aparece sin duda Nápoles y el Barroco, y nadie como Antonio Florio y su conjunto para representarla. La voz de Valentina Varriale y la interpretación de la Cappella Neapolitana Antonio Florio (anteriormente denominada Cappella della Pietà de’ Turchini) nos hacen evidente que el Mediterráneo une, no separa, y que, a través de la historia, Mallorca y Nápoles han estado más próximas de lo que la geografía determina.

Completa el programa de este año el obligado presente a los más pequeños, nuestro público futuro. Desde el Servicio Educativo de L’Auditori de Barcelona, nos llega Ma, me, mi... Mozart!, un divertido espectáculo para toda la familia que nos permitirá conocer y disfrutar de la música del compositor de Salzburgo desde una mirada contemporánea.

El programa está servido. Se ha elaborado con mucha ilusión y muchas ganas y ya hemos empezado a pensar y a trabajar en la edición del próximo año, para hacer así una propuesta aún más atractiva.
Foto Joan Valent

Joan Valent,
Director Artístico

Joan Valent (Palma, 1964), compositor mallorquín, formado musicalmente con estudios de violonchelo, piano, análisis, composición y dirección en Palma de Mallorca, Barcelona y Los Ángeles.

En 1987, estrena su primera obra, Mort a la paraula, para piano, violín, clarinete y mezzosoprano. En Barcelona, amplía estudios con los compositores Carles Guinovart, Joan Guinjoan y David Padrós. Asiste a clases de composición, análisis musical, orquestación e instrumentación, así como de violonchelo, piano y dirección. En este periodo, estrena las obras Proporcions Litogràfiques (cuarteto de cuerda), Peça per orquestra, Wind Dancers (orquesta), Cuartetos de cuerda 1º y 2º (cuarteto de cuerda), Lacrimae (dúo de violonchelos), Kosé (violonchelo), entre otras.

Poco después, se traslada a Los Ángeles (California), donde realiza cursos de composición clásica, film scoring y dirección de orquesta en la Universidad de Los Ángeles (UCLA), bajo la tutela del compositor Aurelio de la Vega, catedrático de composición en la Universidad de Nordrighe (CSUN). Durante su estancia, recibe diferentes encargos de diversas formaciones orquestales y de cámara.

A partir de 1993, empieza a estrenar sus obras alrededor del mundo. Ese mismo año, recibe el encargo de Michael Douglas para la creación y estreno de la obra Escapar del siglo (emitida en TVE). Durante esta época estrena obras como Passio et Mors(orquesta), Cuartetos 3º, 4º, 5º (cuarteto de cuerda), Metallum Ballenae (seis percusionistas sinfónicos), Neptú i l’infant no nat (percusión y electrónica), Escapar del siglo (soprano, narrador y orquesta), Deposits (cuatro cuartetos y electrónica) y Desideratum.

Asimismo, empieza su colaboración como arreglista y compositor sinfónico con artistas de otros géneros musicales: Luis Eduardo Aute, Luz Casal, Pedro Guerra, Amancio Prada, José Antonio Ramos, Tam Tam Go, Stephan Micus, Bunbury, Malcom Scarpa, Pablo Guerrero, Los Panchos, Suso Saiz, María del Mar Bonet, Montserrat Caballé y Joan Manuel Serrat. Durante esta etapa elabora obras como Hastula Regia (voces, percusión y cuerda), In Memoriam (steel drum y cuerda), Europa(violín), String Islands (orquesta de cuerda), Sarriá (voz y cuerda), L’Evangeli segons un de tants (orquesta, coros y solistas), Mort d’un poeta (concierto para violonchelo), Hombres, Caballos y Toros (percusión, voz y cuerda), Concierto para timple y orquesta (timple solista y orquesta) y Suite de Mararía (orquesta).

En 1996 fija su residencia en Madrid. Recibe encargos de diferentes orquestas del mundo y funda el grupo Ars Ensemble, con quienes grabará en directo el disco Ars (Iberautor). Empieza a escribir música para cine en producciones como Súper agentes en Mallorca, Delirios de Amor El Conductor, Mararía, El Viaje de Arian, Cásate conmigo Maribel, Demasiado Amor y Marujas Asesinas.

A partir de la publicación del disco Ars (diciembre de 2000), comienza a presentar su directo, siendo nominado para los Premios de la Música (en la categoría de nuevas músicas) y participando en diferentes festivales nacionales e internacionales: Semana de Autor (Madrid), Nuevas Músicas en el Museo de la Ciudad (Madrid), Midem (Cannes-Francia), Festival Nuevas Músicas (Burgos), La Mar de Músicas (Cartagena), Festival Internacional de Rimini (Italia), Festival de los Castillos (Teruel), II Festival Internacional de Jazz (Galapagar-Madrid), Mercat de Música Viva de Vic (Barcelona), Valencia, León, Murcia…

Siguiendo con su faceta de arreglista y compositor, graba con Ars Ensemble el último disco de Maria del Mar Bonet, Raixa (World Muxxic), además de la grabación de cinco conciertos (del 25 al 30 Julio 2001 en la Plaza del Rei de Barcelona). Por este trabajo consigue el Premio al Mejor Álbum de Folk y Mejor Álbum en Catalán, así como una nominación a Mejor Arreglista en la Sexta Edición de los Premios de la Música (Mayo 2002). El 30 de abril de 2002 sale a la venta su nuevo trabajo discográfico Ensems (World Muxxic). También se publica en Bélgica, donde participa en la XXVII edición del prestigioso Festival Sfinks, y en Holanda.

Desde 2002 hasta nuestros días, ha realizado varios estrenos de música sinfónica, coral e instrumental. Podemos destacar cuatro producciones de CD con Montserrat Caballé (dos de estos álbumes ganaron un Premio Grammy). Al mismo tiempo, continúa con la realización de bandas sonoras de diferentes películas como: Pablo G. del Amo, El viaje vertical, La bicicleta, La Caja, Serrallonga, El cónsul de Sodoma... También publica un DVD de su concierto para violín, Las Cuatro estaciones en Mallorca, un CD con obras para violín, piano y electrónica, Ínsula Poética, la creación musical del ballet Desea para la compañía Hojarasca Danza, el ballet Carmen para la compañía de Sara Baras, y muchas otras grabaciones y producciones para diferentes arreglos de pop, clásico y flamenco.

Durante 2010, destacan algunos proyectos como: How much does your building weigh, Mr Foster? (documental), La Riera (serie TV3), Cántame (RTVE musical) y Un baccio en Roma (documental).

En 2012 es nombrado director artístico del Festival de Pollença donde desarrolla un proyecto de cambio total de objetivos y contenidos ampliando las actividades tradicionales, los conciertos de música, con otras disciplinas como la literatura, el cine o las artes plásticas. En este nuevo contexto, invita al Festival a nombres importantes de la creación contemporánea como Michael Nyman, Donna Leon, The World Orchestra, etc. En el marco de la inauguración del Festival se estrena mundialmente su obra Foster Symphony.

Su tarea como compositor sinfónico y para el cine lleva a Joan Valent a estrenar producciones internacionales por todo el mundo. Ha sido galardonado con el Premio Platino, el Premio Fénix y el Premio Gaudí, y ha recibido una nominación a los Premios Goya.

Desde 2013 reside en Ciudad de México y trabaja en Los Ángeles, California, componiendo la música para películas de González Iñárritu y Sean Penn, entre otros directores.

De su trabajo como director del Festival de Pollença, Daniel Hope ha dicho: “… por el Festival de Pollença han pasado personajes que han dejado una impronta de gran calado, haciendo que sea uno de los más atractivos y dinámicos del mundo.”

Logo Festival de Pollença

El Festival de Pollença
 

El Festival de Pollença inició su recorrido en el año 1962 por iniciativa del distinguido violinista inglés Philip Newman.

A lo largo de esta trayectoria de cincuenta y tres años ininterrumpidos y bajo la dirección artística de grandes figuras —los violinistas Philip Newman y Eugen Prokop, el barítono Joan Pons y, actualmente, el compositor Joan Valent—, ha ido consolidando su prestigio internacional y se ha convertido en una de las citas ineludibles durante los meses de verano, tanto para los residentes como para aquellos que nos visitan y desean disfrutar de la Música en todos sus aspectos y expresiones.

Tradicionalmente se ha celebrado durante las noches de los meses de julio y agosto en el marco del claustro del Convento de Santo Domingo, con una pulcra y exigente programación realzada por la reconocida y elogiada acústica del recinto.

Desde el año 2012, bajo la dirección del reconocido compositor mallorquín Joan Valent, el Festival, manteniéndose fiel a su tradición, permite el disfrute del más amplio abanico de expresiones musicales (los pilares clásicos, la contemporaneidad o muestras tradicionales de lugares prácticamente desconocidos) juntamente con otras expresiones artísticas como son la literatura o el cine.

Son casi 800 los artistas de primer orden que conforman la historia de este evento, de nacionalidades y estilos tan diversos como la Gran Orquesta de la Radio Soviética, la Orquesta Nacional de Francia, la Pittsburgh Symphony, Lord Yehudi Menuhin, Mstislav Rostropóvich, Lorin Maazel, Mischa Maisky, Ara Malikian, Maria João Pires, Monserrat Caballé, Ainhoa Arteta, José Mercé, Ravi Shankar, Goran Bregović, Miguel Poveda, Roger Hodgson, Sven Helbig, Michael Nyman (quien compuso una obra por encargo, estrenada en el Festival), Fazil Say, Ute Lemper, Daniel Hope, Estrella Morente..., y así numerosas figuras de relieve excepcional.