preloader logo
miércoles 15 de agosto // 22.00 h

Vogler Quartett

Pascual Martínez FortezaClarinet
Zandra McMasterMezzosoprano
Comprar entradas

Programa

I part

Quartet en fa majorM. Ravel 1875-1937
  • Allegro moderato-très doux
  • Assez vif-très rythmé
  • Très lent
  • Vif et agité
Canciones del jardín secreto A. García-Abril 1933(Textos de poetes arabo-andalusos)
  • Ausente de mis ojos (Baha Al-Din Zuhayr)
  • Los dos amores (Rabia Al-Adawiyya)
  • Elegía a la pérdida de la Alhambra (Boabdil)
  • Te seguiré llorando (Al-Farzdaq)
  • El jardín de Al-Andalus (Ben Jafacha)

II part

Quintet per a clarinet i cordes op. 115J. Brahms 1833-1897
  • Allegro
  • Adagio
  • Andantino
  • Con moto

Notas al programa

El cuarteto de cuerda es una de las formaciones cambrísticas más utilizadas desde Haydn hasta la época actual. Como diría Goethe, es "una conversación entre cuatro personas inteligentes". Esta agrupación es la base del concierto que escucharemos hoy con el formato original, añadiendo la voz o el clarinete.

El cuarteto en fa mayor es la típica obra perfecta que resume la etapa académica de M. Ravel (1875-1937). Es el Ravel que se ciñe a la forma sonata en el primer movimiento, con los clásicos dos temas, desarrollo y recapitulación, de lirismo profundo. Pero al mismo tiempo es el Ravel que saca de quicio a los señores del conservatorio, no tanto por la capacidad de sorprender sino por las novedades armónicas de la obra.

Creado entre los años 1902 y 1903, fue estrenado el año siguiente por el cuarteto Heymann. La recepción de la obra fue bastante desigual: lo dedicó a su profesor Gabriel Fauré, quien criticó el último movimiento afirmando que era "raquítico, poco equilibrado y, de hecho, un fracaso"; mientras que, por lo que parece, Claude Debussy se mostró favorable a la composición, y dedicó a Ravel las palabras siguientes: "En nombre de Dios y en el mío propio, te pido que no cambies una sola nota de tu obra".

De estructura cíclica, algunos de los temas del primer movimiento reaparecerán de nuevo en el tercero y cuarto. En el segundo tiempo introduce un fragmento de gran interés rítmico, mediante la superposición de los compases de 3/4 y 6/8, que parecen anunciar su característico colorismo. Nuevamente el material temático procede del primer movimiento. En el lírico y rapsódico Lento (tercer movimiento), improvisa sobre una fluctuación constante de tiempo y de dinámica, mientras la viola asume el papel principal. El final, con la alternancia de compases de 5/8, 5/4 y 3/4, es vigoroso y enérgico, y combina pasajes rápidos en trémolo y arpegios con otros más agitados, lo que le confiere una brillantez inusitada.

A. García-Abril (1933) escribió las "Canciones del jardín secreto" con motivo del homenaje que los músicos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando ofrecieron a su director Ramón González de Amezúa en su ochenta cumpleaños en octubre de 2001. Originariamente estaban escritas para voz y piano, y fueron estrenadas por Teresa Berganza y el mismo compositor. Posteriormente fueron arregladas para diferentes agrupaciones: cuarteto, orquesta sinfónica... Se basan en poemas arabigoandaluces de los siglos XI al XVI. Su denominación procede del nombre con el que estos poetas se referían a la poesía: el jardín secreto.

García Abril se aproximó a estos textos que llegaron a sus manos incluidos en unos preciosos libros de poesía con unas ilustraciones pictóricas de su amigo y pintor granadino Rodríguez Acosta. Estas ilustraciones, con un componente poético intrínseco, juntamente con la lectura de estos libros dieron el fruto de focalizar su atención en estos cinco textos que pronto musicó.

Hacia el 1890 J. Brahms (1833-1897) había decidido retirarse de la composición, pero después de escuchar al clarinetista Richard Mühlfeld el mismo año se animó a escribir una serie de obras para este músico y su instrumento: el trío en la menor Op. 114 (clarinete, violoncelo y piano), dos sonatas para clarinete y piano Op. 120, y este quinteto para clarinete y cuerdas en si menor Op. 115, compuesto en 1891. Las obras para clarinete y cuarteto de cuerda eran una rareza en la época de Brahms y el último gran trabajo del género era el quinteto de clarinete de Mozart de 1789. El instrumento había experimentado mejoras significativas a lo largo del siglo XIX y Brahms estaba particularmente cautivado por la dulzura del color tímbrico de Mühlfeld, una cualidad que aprovechó al máximo en este trabajo, especialmente en su segundo movimiento.

El primer movimiento del Quinteto mantiene la estructura de "forma sonata". Son célebres las primeras notas del Allegretto inicial (una sucesión repetida de negra y seis semicorcheas) que actúan como leitmotiv que aparecerá en otros momentos y cerrará la obra. Después de este comienzo melódicamente cautivador pero tranquilo y transparente, entra enseguida el clarinete, como llegado del más allá, con una frase ascendente y, unos compases más adelante, aparece el primero de los tres temas que intervienen en la exposición, que es enunciado por el violoncelo. Sobre un 6/8 y después de una idea subsidiaria rítmicamente marcada, se presenta, en el instrumento de viento, el segundo, seguido rápidamente por el tercero, levemente entrecortado sobre síncopas. En el libre desarrollo coge protagonismo una nueva idea secundaria. La reexposición es simétrica y la coda traslada el recuerdo, en la voz del clarinete, del motivo de obertura.

El Adagio tiene la sencilla estructura de un lied ternario (ABA) y es, como alguien ha dicho, "un verdadero canto de amor", una cantilena en la que el clarinete expone un extendido y simple motivo dolce sostenido por las cuerdas con sordina. El episodio central, Più lento, en la tonalidad principal de la obra, posee un sabor zíngaro húngaro típico de algunas obras de este autor. En la repetición de la primera parte hay un sublime diálogo entre el clarinete y el violín y una coda libre de excepcional intimidad.

Dos partes configuran el tercer movimiento, un melodioso Andantino en 4/4 y un Presto non assai, ma con sentimento en 2/4 que transforma la melodía inicial en una alegre danza con un carácter más ligero y movido; un esquema similar al utilizado en el tercer movimiento de la Sinfonía n. 2.

Brahms recurre a un tema con variaciones para cerrar la pieza. El tema es cantado con simplicidad por las cuerdas con breves exclamaciones del solista. El violoncelo es protagonista de la primera variación; la segunda es más agitada y sincopada; en la tercera el clarinete combina fragmentos melódicos y arpegiados con el primer violín; en la cuarta regresa el tierno diálogo entre el instrumento de viento y el primer violín, y en la quinta, que ya no se desarrolla en 2/4 sino en 3/8, muestra una resonancia deformada del leitmotiv. Este tema aparecerá literalmente un poco más adelante, en la coda, como una última reminiscencia. Es el mejor final para una partitura que pone de manifiesto, como indica William Youngren, la habilidad y originalidad de Brahms, capaz de levantar construcciones asimétricas, otorgar complejidad a los desarrollos, ambigüedad armónica y rítmica e ir más allá de los límites formales aceptados.

Pau Galiana PieraMusicólogo

Biografías

Vogler Quartett

Vogler Quartett

El Cuarteto Vogler, que cuenta todavía con sus cuatro componentes originales, fue fundado en 1985. Formado hace ya treinta años, se ha establecido como uno de los mejores cuartetos y ha actuado en todas las grandes salas de conciertos del mundo. Su éxito en el Concurso de Cuartetos de Cuerda en Evian (Francia) en 1986, donde recibieron varios premios, fue el inicio que marcó el camino del cuarteto hacia una gran carrera internacional. El Cuarteto Vogler interpreta desde el repertorio tradicional de Haydn a Bartók, incluyendo la Segunda Escuela Vienesa, hasta obras menos conocidas y contemporáneas, dándoles un repertorio más inusual. Nuevas composiciones han sido escritas para ellos por Ian Wilson, Gerald Barry, Frank Michael Beyer, Jörg Widmann, Mauricio Kagel y Erhard Grosskopf, entre otros.

La versatilidad del cuarteto les ha permitido colaborar asiduamente con intérpretes de renombre, abarcando un espectro de formaciones tales como un quinteto con piano, clarinete, viola o violonchelo, hasta formaciones en octeto. Como ejemplos destacan el CD publicado en 2008 junto al clarinetista Chen Halevi y el pianista Jascha Nemtsov con obras de la “Nueva Escuela Judía”, y su colaboración discográfica Paris Days, Berlin Nights y en gira con Ute Lemper en 2012, obteniendo una nominación a los Premios Grammy de 2013. Recientemente han grabado un doble CD para celebrar el trigésimo aniversario de su formación, en el que interpretan en uno de los CD obras de Kurt Weill, Werner Henze, Jörd Widmann, Mauricio Kagel y Ravel, y en el otro, junto a la mezzo-soprano Zandra McMaster, obras para voz y cuarteto de Respighi, Chausson y García Abril, habiendo interpretado este programa con gran éxito en conciertos ofrecidos en el Auditorio Nacional de Madrid, Santiago de Compostela, Festival de Sligo en Irlanda y en el Konzerthaus de Berlín. Próximamente añadirán a su extensa discografía la Integral de Cuartetos de Dvořák.

El Cuarteto Vogler mantiene con regularidad una serie de compromisos: tienen su propia serie de conciertos en la Konzerthaus Berlín; tocan anualmente en el festival Music in Drumcliffe de Sligo (Irlanda) y se ocupan de la dirección artística de la Kammermusiktage Homburg/Saar. A todo ello hay que añadir la dirección del festival de música para niños Nordhessische Kindermusiktage de Kassel, el cual ha obtenido numerosos premios. Los miembros del Cuarteto Vogler ofrecen clases magistrales y talleres para cuartetos profesionales tanto en Europa como en otros continentes. En 2013 fueron invitados para dar unos cursos y actuar en la McGill International String Quartet Academy de Montreal, Canadá. De 2007 a 2012 los miembros del Cuarteto Vogler fueron nombrados profesores de música de cámara en la Stuttgart Musikhochschule, ocupando la plaza del famoso Cuarteto Melos. Desde entonces han estado impartiendo clases en diferentes conservatorios en Berlín, Leipzig, Stuttgart y Dublín.

Pascual Martínez Forteza<span>Clarinet</span>

Pascual Martínez FortezaClarinet

Nacido en Palma de Mallorca (España) en 1972, es desde 2001 el único músico español en toda la historia de la New York Philharmonic Orchestra (NYPO), Estados Unidos. Hasta esa fecha y desde 1998 había sido miembro de la Cincinnati Symphony Orchestra, Estados Unidos, en la que en la temporada 2000/¬2001 fue asistente de solista. Durante todos estos años ha tenido la oportunidad de trabajar con maestros como Daniel Barenboim, Ricardo Muti, Lorin Maazel, Zubin Mehta, Kurt Masur y Sir Colin Davis, entre otros. En 1991, a la edad de 18 años, ingresó en la Orquesta Sinfónica de Baleares, actuando en numerosas ocasiones como clarinete principal.

Pascual Martínez Forteza ha realizado un gran número de conciertos como solista, recitales, música de cámara y clases magistrales. Ha actuado con prestigiosos artistas, además de con otros miembros de la Cincinnati Symphony Orchestra y la New York Philharmonic Orchestra en importantes salas de conciertos como el Avery Fisher Hall, el Merkin Hall y el Carnegie Hall. En el año 2004 inicia su colaboración con la pianista española Gema Nieto con la que realiza recitales en Asia, Europa y Estados Unidos. Es miembro fundador, en 2006, de Philharmonic Chamber Soloists, grupo de cámara de reconocido prestigio formado por músicos de la NYPO. Es también uno de los fundadores de Vent Camerístic, grupo de viento creado en 2001 por músicos profesionales de toda España. Con dicho grupo ha interpretado, como solista, diferentes conciertos de clarinete de Mozart, C. M. Von Weber, Artie Shaw, F. Krommer y de L. Bassi. En los años 2003 y 2006 se editaron dos CD con selecciones de dichos conciertos, con la producción de RNE (Radio Nacional de España). Ha realizado diversas grabaciones para radio y televisión en España, Estados Unidos y China. Fue invitado al International Clarinet Festival de Changchun, China, donde ofreció varias clases magistrales y un recital en directo para la televisión china junto a la pianista Gema Nieto.

En 2005, con la colaboración de la citada pianista y el músico Víctor Soria, funda el Festival de Música de Benifaió en Valencia, e invita a otros miembros de la New York Philharmonic Orchestra a participar en él, ofreciendo durante una semana clases magistrales y conciertos (España). Durante el año 2001 fue miembro del jurado del Concurso Internacional de Clarinete de Dos Hermanas, Sevilla (España). Ha sido profesor de la Escuela Municipal de Música de Santanyí en Mallorca (España) y ha impartido clases magistrales en el Conservatorio Superior de Música de Baleares, el New Jersey Clarinet Symposium, University of Southern California, Mannes School of Music, Manhattan School of Music y Julliard School (USA).

Pascual Martínez Forteza, que en 2004 fue nombrado Hijo Adoptivo de Benifaió, empezó a estudiar clarinete a la edad de 10 años con su padre Pascual V. Martínez Llopis, profesor del Conservatorio de Música de Baleares y clarinete solista de la Orquesta Sinfónica de Baleares durante treinta años. Después de obtener el título superior en los conservatorios de Baleares y Barcelona, obtuvo una beca por la University of Southern California (Estados Unidos) donde cursó Advanced Studies con el profesor Yehuda Gilad y donde ganó el Primer Premio en el Concert Competition de USC en 1998. Artista exclusivo de Buffet Crampon y Vandoren, toca con instrumentos Buffet Tosca Green Line, Cañas V12 y boquillas M30D.

Zandra McMaster<span>Mezzosoprano</span>

Zandra McMasterMezzosoprano

Nació en Irlanda del Norte y reside en Madrid. Ha cantado como solista con la mayoría de las orquestas españolas, como la Nacional de España, ORTVE, Valencia, Barcelona, Sevilla, Galicia, Bilbao, Castilla y León, Málaga, Las Palmas y fuera de España con la Sinfónica de la BBC de Londres, Nacional de Lyon, Filarmonía de Praga, filarmónicas de la BBC y Helsinki, sinfónicas de Berlín, Budapest, Ulster, Edmonton, NDR Hannover, SWR Baden-Baden, London Mozart Players, Sinfónica del Estado de Moscú, Gulbenkian, Südwestdeutsche Philharmonie Konstanz, Salzburg Chamber, Cámara de Israel y Filarmónica Eslovaca, entre otras, bajo la dirección de Jiri Belohlávek, Sir Colin Davis, Támas Vásáry, Juanjo Mena, John Nelson, Adam Fischer, Josep Pons, Miguel Harth-Bedoya, Enrique García Asensio, Junichi Hirokami, Antoni Ros Marbá, Lawrence Foster, Salvador Más, Jun Märkl, Tim Murray y Ari Rasilainen. En ópera ha cantado en producciones de la Royal Opera House de Londres, Opera de Hamburgo, London Opera Ensemble y Fundación Gulbenkian de Lisboa.

En 2002 ofreció cinco conciertos en Suiza, junto al tenor Neil Schicoff, con arias y dúos de Werther y Carmen. Con la soprano Edita Gruberova cantó en numerosas ocasiones, como en 2002 en Lucia de Lammermoor en Colonia y Baden-Baden, en el Festival de Schleswig-Holstein en Lubeck en 2003, en una Gala en el Festival de Bratislava en 2004, y en cinco representaciones de Beatrice di Tenda de Bellini en la Opera de Hamburgo en 2005 junto a Piotr Beczala. En 2006 cantó en el estreno mundial de la Misa Solemne de Leopold Mozart, con el Orfeó Català y la Sinfónica de Budapest. Posteriormente cantó los Wesendonck Lieder de Wagner, en L’Enfance du Christ y las Nuits d’Été de Berlioz; cantó varias veces los Kindertotenlieder y La Canción de la Tierra de Mahler, la Primera Sinfonía de Leonard Bernstein y la Novena de Beethoven. En 2012 cantó en la Octava Sinfonía de Mahler con la Orquesta Nacional de España y Josep Pons en Madrid, y estrenó mundialmente en Mallorca la Cantata Mater Amabilis de Carles Guinovart. En las últimas temporadas ha cantado con la Filarmónica de Armenia, la Filarmónica de Helsinki, la Filarmónica de la BBC, la Orquesta Sinfónica del Estado de Moscú, la ORTVE, la Nacional de España y las sinfónicas Constanza y Kuopio.

Ha grabado en CD la Lucia de Lammermoor de Donizetti con Edita Gruberova y Josep Bros para Nightingale, la Novena Sinfonía de Beethoven con la Orquesta Nacional de Lyon y Jun Märkl para Altus, un CD con tres ciclos de canciones de Antón García Abril con el pianista Alessio Bax para A&B Master y la parte de la primera mezzo en la Octava Sinfonía de Mahler con la Orquesta Nacional de España y Josep Pons en DVD para Deutsche Grammophon. Acaba de salir su última grabación, un CD junto al Cuarteto Vogler de Berlín con obras de Respighi, García Abril y Chausson para Klassik aus Berlin, habiendo ofrecido conciertos en Madrid, Santiago, Irlanda y Berlín.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies. Aceptar